ARMONÍA 1.- INTERVALOS MEDIDOS POR ESCALAS

  1. Intervalos medidos por escalas


1. Intervalos medidos por escalas

La unidad básica de la armonía es el intervalo. Un intervalo no es más que la distancia existente entre dos sonidos.


Cuando esos dos sonidos suenan a la vez, la distancia existente entre ellos se denomina intervalo armónico. Si los dos sonidos se oyen uno detrás de otro, entonces la distancia entre ellos recibe la denominación de intervalo melódico.


Los sonidos que forman los intervalos se extraen de las escalas. Las escalas más comunes y familiares son dos: la escala mayor y la escala menor. Ambas escalas son diatónicas y cada una de ellas está formada por siete notas. La música tonal, que incluye la mayoría de la música escrita entre 1700 y 1900, se basa en las escalas diatónicas.



La diferencia entre la escala mayor y la escala menor consiste en como tienen distribuidos sus tonos y semitonos a lo largo de la misma y a partir de una nota determinada. Por ejemplo, si hablamos de una escala mayor que empiece por la nota Do, estaríamos hablando de la escala de Do mayor.



En el caso de las escalas menores la cosa es un poco más compleja, ya que existen tres tipos diferentes de escala menor. La escala menor natural tiene tres sonidos distintos con respecto a los correspondientes sonidos en escala mayor. Algunos de estos sonidos los encontraremos en los otros tipos de escalas menores existentes. Veamos algunos ejemplos:


Todas las notas posibles de uso común, consideradas en conjunto, forman la escala cromática, que está formada en su totalidad por una sucesión de semitonos. El semitono es el intervalo más pequeño en la música occidental. Veamos un ejemplo de escala cromática cubriendo todo el pentagrama, en orden ascendente y descendente:


Desde cualquier Do hasta el siguiente Do, o por supuesto, desde cualquier nota hasta la siguiente del mismo nombre, existe una distancia que recibe el nombre de octava.


Contada en semitonos, una octava incluye doce notas diferentes. Si nos fijamos en el teclado de un piano, veremos que entre dos notas Do, existen doce teclas, contando teclas blancas y negras. Es decir, cada tecla se corresponde a una de las doce notas diferentes que forman una octava.


Resumiendo: la escala cromática es, pues, una colección de todas las notas posibles en orden ascendente o descendente, equivalente a una octava tras otra.


Cualquier escala diatónica particular es una derivación de siete notas de la escala cromática de doce sonidos. Todas las escalas mayores, sin embargo, tienen la misma distribución de tonos y semitonos, independientemente de cuál sea la tónica o nota de la que partimos para formar dicha escala.


Veamos representadas todas las escalas mayores posibles, tomando cada una de ellas una nota diferente de la escala cromática como punto de partida. La disposición que vemos aquí, con las armaduras habituales en número creciente de sostenidos, o decreciente de bemoles, se llama círculo de quintas, siendo la tónica de cada escala la quinta de la escala que tiene a su izquierda.


Una melodía típica en Do mayor puede utilizar sólo notas de la escala de Do mayor. La escala de Do mayor, o cualquier otra escala mayor, se puede considerar como un alfabeto en el que es posible utilizar cualquiera de sus notas, tantas veces como se quiera y en cualquier orden, para formar una melodía.


Entradas populares de este blog

TEORÍA 1.- PENTAGRAMA Y NOTAS

CONTRAPUNTO 1.- LA CURVA MELÓDICA